BRANWEN ARTESANIA

Quizás no conozcas bien lo que es un mandala.  Nuestra artesana Pilar es una enamorada de ellos desde hace mucho tiempo y nos explica que la palabra mandala viene del sánscrito y significa «círculo», que es la forma perfecta por excelencia y que genera tranquilidad. Su expansión parte desde su centro y es de ahí de dónde empieza dibujarse un mandala. Es la representación de la armonía perfecta de la persona con el universo.

Puedes ver sus mandalas  pintados a mano, punto a punto, en objetos de decoración como piedras que ayudan a la concentración, marcos para fotos, cajas en diferentes tamaños y formas, preciosos lienzos, cuadernos, portainciensos y también en bisutería y camisetas para grandes y pequeños.

Para ella cada obra es única y personal y surge tras un proceso de meditación en el que conecta con la persona a la que va dirigida el mandala. Suele empezar pintando un punto blanco en el centro del círculo y a partir de ahí, va creando el mandala minuciosamente, a veces en una única gama de colores y otras mezclando diferentes tonos. 

El nombre Branwen  viene del Gales y significa «blanca» y «pura» y en la mitología celta es el nombre del Hada de la Primavera, la esencia de la vida.