CRAFTY CROAKS

En Gales, de donde viene Kelly, tejer es una tradición. De hecho, las abuelas suelen hacerlo para sus nietos en Navidades. Ella decidió hace tres años ponerse manos a la obra a retomar esta tradición que le viene de familia, al tiempo que recordaba cuando lo hacía de pequeña. Desde entonces es algo que le apasiona y lo hace como forma de relajación.

Entrañables animalitos de la campiña galesa son su inspiración: conejitos, zorritos, que parecen cobrar vida al pasar por sus manos. Otras de sus creaciones son bufandas, chales y gorros a los que da su toque personal mezclando preciosas combinaciones de colores.