DANI DIMITROVA

Artista de origen búlgaro y madrileña de corazón, Dani Dimitrova está especializada en pintura en seda, que aplica con maestría a abanicos, pañuelos y pendientes. A pesar de haber estudiado ingeniería, cuando conoció las posibilidades de la seda hace ya muchos años, se enamoró tanto de ella que decidió dejar su trabajo estable para dedicarse plenamente a su proyecto creativo. Hoy mucha gente se alegra de ello porque pueden encontrar en su trabajo modelos verdaderamente diferentes, únicos y bellos.

Al crecer en un entorno muy verde y bonito de Bulgaria, su principal fuente de inspiración ha sido y sigue siendo la Naturaleza: preciosas flores, fondos marinos o temas más abstractos, en colores vibrantes y armoniosos. Utiliza solo materiales naturales de alta calidad como la seda o la madera noble.

El proceso de realización es totalmente manual y muy laborioso, pero el resultado, como puede verse, merece totalmente la pena. También realiza encargos personalizados como el pañuelo de la foto, un regalo para una profesora de parte de sus alumnos.

Además de su trabajo creativo, participa en diferentes eventos y exposiciones y organiza talleres de pintura en seda.