Keko Chuches

María o Tía Keko (como todo el mundo la conoce) descubrió la pasta de seda por casualidad y le cambió la vida.

Siempre se le habían dado muy bien las manualidades y le encantan los niños, asi que decidió juntar las dos cosas y montar hace dos años esta marca de accesorios infantiles hechos con formas de todo tipo de chuches.
La ventaja de esta pasta es que es muy resistente y aguanta todos los golpes de los niños y la única precaución es que no esté en contacto con agua.

Desde entonces, ha disfrutado como una niña en muchos mercadillos y talleres infantiles (en bodas, cumpleaños, etc.).