LA BORINQUEÑA

Con este nombre tan original se llama a las mujeres en Puerto Rico y Diana, la artesana que hay detrás de esta firma, quiso ponérselo en honor a su madre que era de allí.

Siempre apasionada por la lana y las manualidades, ella misma teje artesanalmente  a croché y a dos agujas bolsos y complementos únicos, con diseños exclusivos y tan originales que no hay dos iguales. Para ella es un orgullo crear cada pieza, diseñándola desde el principio y buscando las asas y accesorios más adecuados y sorprendentes, aunque para eso tenga que rastrear muchos mercados.

Ella cree que hacer punto es algo que cada vez se está perdiendo y nos anima a todos a hacerlo ya que tiene propiedades terapeúticas: relaja, coordina manos y cerebro y produce mucha satisfacción. Lo comprueba día a día en el hospital donde trabaja como voluntaria animando a los pacientes a tejer sus propias prendas, consiguiendo aliviar sus enfermedades.