LA CIERVA BLANCA

A Teresa Martín le encanta bordar a mano y por eso empezó hace tiempo a dedicarse de lleno al bonito arte del bordado, realizándolos por encargo e impartiendo talleres.
Para ella, no existe el tiempo si tiene entre manos un bastidor con tela y una aguja con un hilo enhebrado. Y el resultado son unos bordados artísticos maravillosos con la naturaleza como protagonista. Como dice ella,
son los hilos los que poco a poco va dando la forma al cuadro, porque ella «pinta» con hilos. Así dibuja preciosas aves, osos, erizos, etc… tan reales que parecen salir del lienzo.

Muy originales son sus sábanas-cuento de cálido lino donde ha bordado el comienzo de un cuento de los hermanos Grimm y del Principito… a partir de ahí cada uno puede empezar su propio cuento y cada noche puede ser un cuento distinto.
Porque para ella la costura está ligada a la lectura…