LILULILA

Detrás de este nombre tan divertido están las hermanas Nuria y Olvido que han creado esta joven marca de preciosas piezas de resina con flores, plantas o setillas encapsuladas, una bonita forma de llevar la naturaleza a todas partes.

Su labor comienza con la recogida en el campo de plantas y flores singulares o que les llaman la atención, que luego someten a un tratamiento de secado y teñido hasta poder trabajar con ellas. El proceso es laborioso porque luego se van añadiendo muchas capas de resina hasta formar el objeto deseado: colgantes, pendientes, pisapapeles y hasta botones, en colores sorprendentes y armoniosos. Son todas maravillosas: las que contienen flores de almendro, helechos y hasta tréboles de cuatro hojas…  pero especialmente bonitas son las piezas con mini bosques o dientes de león encapsulados, que son puro arte.