LOS MUÑECOS DE MAGDALENA

Aunque no lo parezca, hacer ganchillo no es difícil y sí muy beneficioso. Como Magdalena es una auténtica manitas y no puede tener las manos quietas, encontró en esta técnica su pasión.

Cuando empezó hace muchos años lo hizo de forma autodidacta porque entonces no existía Internet y la oferta era más limitada. Hoy ella está encantada de crear montones de muñecos y monstruos. Es un trabajo artesano y creativo de principio a fin, en el que ella deja volar su imaginación.