MIEL SOVORAL

De mieles saben mucho los seis hermanos que componen Sovoral, una empresa familiar metida de lleno en el pastoreo de abejas en los montes gallegos, más concretamente, el macizo central Ourensano, a más de 1100 metros de altitud. Su pasión por la apicultura viene de  las meriendas que su madre les preparaba con miel, los ungüentos del “oro gallego” destinado a las pequeñas heridas y la pasión por la naturaleza que fomentó su padre.
Por eso, todas sus mieles son crudas y sin filtrar, de alta montaña, extraídas y almacenadas en frío con el fin de conservar todas sus propiedades y certificadas en ecológico. En general son más densas y concentradas que otras mieles.
Ofrecen ocho deliciosos sabores: miel de alta montaña, miel de brezo, miel de castaño, edición limitada, miel con nueces, miel con avellanas, crema de miel y polen multifloral. Su catálogo incluye además polen, tintura de propóleo  y crema de miel.