MAITE ARCE

Empezó sus estudios en la Facultad de Medicina de Santander, continuo en la Escuela de Gráfica y Diseño Cappiello, en Florencia (ITALIA). Desde muy joven, juega con los colores,combinándolos sin miedo, jugando con matices y texturas. Mezclando y acercando tonos, observando la diferencia entre poner “un poco más o una pizca menos” de algún color… Ese juego de colores que le motiva y la define.

Un día, descubrió la pintura en seda, un soporte que, desde el primer instante la fascinó. Ofrece una gran versatilidad ya que no es un pañuelo o un chal, es también  un vestido, cuadro, biombo, cortina, lámpara… Todo lo que se puede hacer con una tela, todo lo que puedas imaginar, se realiza con la seda. Es un “lienzo” que no necesita pared para mostrarse y que se convierte en una pieza única, inalterable e intemporal.

Por todos estos motivos, cada pieza es única e irrepetible. Y cada tela me lleva a otra, en una sucesión de emociones, que quedan plasmadas en un tejido tan noble como la seda, que es pura naturaleza.

“Domina la técnica de pintar a mano alzada en seda natural con un resultado que envuelve por su color, por la fuerza del dibujo y la alta calidad del tejido” 
María de las Cuevas. EL DIARIO MONTAÑÉS 24/02/2018

“Esta artista se ha convertido en una maestra de la seda. Después de vivir en Florencia, Madrid y Trento, ha instalado su taller en su Santander natal, donde pinta a mano piezas de terciopelo de seda y seda natural de dos metros, que son únicas, auténticas obras de arte”
Revista MUJER DE HOY, Nº974, 7/12/2017